70 Años de las Hermandades del Trabajo

Por María Suárez

Desde 1947 las Hermandades del Trabajo fueron nombradas como primer instrumento apostolado y organización social de la Iglesia Católica que está formada por trabajadores, en beneficio de los mismos. Con motivo del 70 aniversario, el pasado jueves, el salón de actos del centro de Hermandades del Trabajo de Madrid acogió un acto conmemorativo sobre la figura del fundador, Abundio García Román.

Abundio García, siguiendo con el legado que decretó el Obispo Leopoldo Eijo y Garay en julio de hace 7 décadas, tuvo que sortear diferentes obstáculos, incluyendo la oposición de las mismas organizaciones sindicales y a sus propios compañeros sacerdotes. Como un sacerdote comprometido con su causa continuó, a pesar de las controversias, con la misión de testimoniar y anunciar el Evangelio a los trabajadores, sus familias y su entorno vital.

“Actualmente, en esta asociación pública de fieles reconocida por el Arzobispado, los trabajadores desarrollan obras y servicios para el desarrollo integral de ellos mismos como actividades de carácter formativo, social, cultural, deportivo y religioso”, afirma Fernando García Adrianzen, administrador general de las Hermandades del trabajo en Madrid.

La particularidad principal con la que cuenta esta organización es que la responsabilidad de todas las actividades recae tanto en hombres como en mujeres. Tanto es así que se lleva hasta a la presidencia ya que los actuales presidentes desde 2010 son Mª José Plaza Bravo y Pedro Martín Nogal.

Con el lema “Te queremos más”, agradecen el compromiso y dedicación a los trabajadores con una llamada a la fraternidad y el amor. En España, está presente en Alicante, Almería, Ávila, Badajoz, Burgos, Córdoba, Guadalajara, Jaén, Jerez de la Frontera, Madrid, Segovia, Sevilla, Valencia y Zaragoza. En América cuenta con centros en Colombia, Chile, Costa Rica, Perú y Ecuador.