Amanece un nuevo día

El pasado 18 de diciembre la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio celebró su ya tradicional jornada de puertas abiertas en estas fechas en las que las casas de todos se abren de par en par. Donde todos son bienvenidos y los que están, bien hallados. Esta residencia ubicada en un enclave privilegiado en el centro de Madrid, fruto del legado de los condes del Val, se ha convertido en el hogar de más de un centenar de hombres y mujeres que han optado por esta forma de vivir esta etapa de su trayectoria vital. Su directora Esther Díaz nos recibe a las 7 de la mañana  antes de que amanezca un nuevo día. ¿Nos acompañan?