El futuro es hoy

D. Rafael Van Grieken, Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid y D.Guillermo Cisneros, Rector de la Universidad Politécnica de Madrid y José María del Corral, Dir. Mundial de Scholas

Por María Suárez

“Si los jóvenes no dejan de ser el futuro, para ser el presente, esto no va a cambiar”, Papa Francisco

8 de cada 10 jóvenes en Madrid han presenciado un acto racista y  1 de cada 2 se ha sentido discriminado alguna vez. Estos son algunos de los inquietantes datos recabados por los alumnos participantes en la 3ª Edición de SCHOLAS Ciudadanía Madrid procedentes de distintos  centros educativos, como el Colegio San Ignacio de Loyola de Torrelodones, el Diocesano de San Bernardo, el María Inmaculada – Joaquín Turina y el María Inmaculada – Mogambo.

Tras 5 días de debate sobre discriminación, desigualdad y sistema educativo, el viernes 17 de noviembre, presentaron sus conclusiones ante D. Rafael Van Grieken,  Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid y D.Guillermo Cisneros, Rector de la Universidad Politécnica de Madrid y José María del Corral, Dir. Mundial de Scholas quien sostuvo que  “el olivo es el arma de la educación porque representa la cultura del encuentro entre todas las diferentes religiones”.

El día comenzaba con el particular espacio re-creo donde ya el ambiente era muy distinto al del primer día de Scholas. Pudimos sentir la conexión entre todos esos chicos y chicas de entre 16 y 17 años que se les notaba felices de haber formado parte de algo que, como repetían todos los allí presentes, no sólo no acaba allí, sino que recién estaba empezando. No había caras tristes ni jóvenes desubicados, Scholas les había hecho felices y lo quisieron demostrar con bailes, cánticos y poesías, esta vez mucho más relacionados con los temas debatidos a lo largo de la semana.

Buscar formas de mejorar y cambiar la discriminación y desigualdad y el sistema educativo fueron el centro de atención de todos ellos. Los más creativos quisieron demostrar sus propias conclusiones sacando su faceta más artística y divertida, pero también hubo cabida a la formalidad. Llegaba el momento de encuentro con las autoridades que se mostraron receptivos a todos los cambios y propuestas de los alumnos.

Respecto a la primera temática debatida, discriminación y desigualdad, algunas de las conclusiones fueron: que era fundamental identificar en los actos escolares quienes son las víctimas, los acosadores y los observadores para poder trabajar sobre cada uno de ellos y evitar situaciones de peligro. También concluyeron sobre que la tecnología debe ser un medio de inclusión y puede llegar a ser muy útil para dar voz a todas aquellas personas que se encuentren en situación de desigualdad o discriminación. Scholas salió a la calle para tratar desde el foco estas temáticas y tras las encuestas realizadas obtuvieron datos como que el 50,9% de las personas encuestadas se han sentido discriminadas alguna vez y el 84% han presenciado un acto de discriminación como el racismo, que desgraciadamente sigue muy presente en nuestra sociedad. Indicaron finalmente que aunque la mayoría de personas cree que las etiquetas son perjudiciales, se siguen utilizando, y debe haber una actitud de cambio desde cada uno de nosotros para poder frenar estos problemas.

“Si la educación no cambia las cosas, no sirve para nada”, afirmó José María del Corral, Director Mundial de Scholas. El sistema educativo fue la segunda problemática tratada. Hubo muchas propuestas de mejora tanto desde el gobierno, como desde las aulas. Una de las iniciativas sería organizar charlas y encuentros, como han vivido en Scholas, entre alumnos y profesores de distintos colegios de manera periódica y organizada directamente desde la consejería de Educación con lo que D. Rafael Van Grieken estuvo completamente de acuerdo y se comprometió a conseguirlo para este próximo año. La finalidad de esta propuesta es concienciar de las diversidades entre colegios privados, públicos y de educación especial para conocer todas las realidades y poder unificar la educación hacia un sentido más práctico para el futuro de nuestros jóvenes. Ellos mismos se comprometieron a  tener una buena actitud en las aulas que fuera ejemplo a seguir para sus compañeros, así como ser conscientes del rol de cada uno en la clase para participar, ayudar al compañero y crear un buen ambiente de aprendizaje en clase para salir de la zona de confort.

La existencia de diferencias de nivel entre las comunidades autónomas es otro de los problemas que preocupa a nuestros jóvenes y respecto a ello D. Rafael Van Grieken admitía, Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, que es algo que debería cambiar pero que desgraciadamente debe ponerse en marcha desde el gobierno central. Así como las distinciones en las formas de evaluar, son necesidades que los alumnos ven como una propuesta de mejora para evitar la desmotivación y el abandono escolar.  

Finalmente, tras la exposición de las propuestas por ambas partes, se procedió a la plantación del Olivo, acto ya consolidado en todas las ediciones de Scholas. Este acontecimiento significa para los participantes de Scholas dejar su granito de arena y fomentar el crecimiento de la familia que han creado en estos 7 días de convivencia.

 

En la clausura, que se desarrolló en el salón de actos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales UPM, destacaron la importancia de identificar a los acosadores,  a los observadores pasivos de un acto de discriminación y a las víctimas para poder solucionar el problema.

¡Nos vemos en la próxima Edición de Scholas Ciudadanía!