El valor de una sonrisa

Por Elizabeth Ortega

El Colegio San Francisco que cuenta con un siglo de historia hunde sus raíces en el entorno de El Pardo  en cuya plaza este próximo domingo 17 de diciembre de 11h a 13h, toda la comunidad educativa participará en un mercadillo solidario a beneficio de la Fundación Theodora que cuenta con los Doctores Sonrisa:  payasos, magos, cuentacuentos, músicos o actores que ponen sus habilidades artísticas al servicio de los niños y adolescentes ingresados en los hospitales para que su estancia les resulte más gratificante.  Tras haber hecho una selección entre distintas opciones, los alumnos de este centro que desde el 2005 forma parte de la Fundación Virgen de la Almudena, decidieron que los recursos obtenidos de las ventas de los productos confeccionados por ellos mismos en el entorno familiar irían destinados a provocar sonrisas en quienes más lo necesitan, especialmente en Navidad.

Fiel a la filosofía que impregna todo el proyecto educativo del colegio San Francisco de El Pardo, de que  “nuestra tarea es formar personas -como sostiene su directora Mª Teresa Rueda- desde el mes de octubre el equipo de profesores en diálogo constante con los alumnos vienen diseñando esta acción navideña involucrando a padres, vecinos, entidades sociales del entorno, personal no docente… que son necesarios y deben complementarse porque como dice un proverbio chino Para educar al alumno hace falta toda la tribu”. Y de esa colaboración conjunta nace este mercadillo “que aportará sólo un granito de arena, pero que ayudará a que los alumnos conozcan otras realidades, los padres pasen tiempo de calidad con sus hijos haciendo tareas que los unen y además fomentamos el conocimiento y la convivencia con  nuestra comunidad”.

De todas las posibilidades que se presentaron, la que emocionó más a los alumnos fue la de la Fundación Theodora y finalmente fue la elegida por los objetivos que rigen su labor y que plasman en su web “creemos firmemente que todos los niños, niñas y adolescentes hospitalizados y en centros especiales, merecen tener una estancia lo más agradable posible dentro de la situación que están viviendo. Durante ese tiempo soportan situaciones incómodas y complicadas para ellos, por lo que nosotros trabajamos para desdramatizar, aliviar y conseguir que vuelvan a ser niños de nuevo y lo que eso conlleva.  Los Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora son artistas profesionales de ámbitos diferentes que adaptan sus conocimientos artísticos al trabajo en los hospitales con el objetivo de hacer esta estancia más humana y, a través de su presencia, abrir una ventana de aire fresco que cambie por completo la atmósfera de las habitaciones de los im-pacientes. Uno de nuestros pequeños impacientes definió un día a una Doctora Sonrisa como mitad doctora, mitad payasa. Los Doctores Sonrisa no son médicos, no realizan terapia, pero su trabajo tiene un efecto terapéutico”.

Y ese noble objetivo es el que convocará a cientos de personas a este mercadillo solidario organizado por el colegio San Francisco de El Pardo que perteneció a la orden de los Capuchinos hasta principios del siglo XXI. Enclavado en pleno Monte de El Pardo, el Colegio ofrece unas condiciones naturales que propician el desarrollo de su labor educativa de forma personalizada, enfatizando la relación de los alumnos con la naturaleza, apostando por un humanismo cristiano y formándolos en destrezas cognitivas, inteligencia emocional y sentido de trascendencia y compromiso social. Apuesta educativa que se materializa en estas época navideña en un evento en el que todos tenemos algo que aportar para sacar una sonrisa. ¿Te apuntas?