Enseñamos a entrenar el trabajo en equipo

Por María Suárez

Más del 70 por ciento de las personas con enfermedad mental grave y duradera, atendidas en los centros de Rehabilitación Laboral, pertenecientes a la Fundación El Buen Samaritano, fueron contratadas en 2018. Con motivo del conocimiento de estos datos tan alentadores, el Centro de Rehabilitación Laboral de Arganzuela fue visitado el pasado 28 de febrero por la Consejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Dña. Dolores Moreno Molino. Junto a ella también participó en el encuentro el Director General de Políticas Sociales y Familia, D. Jorge Jiménez de Cisneros. Les acompañaban D. Abelardo Rodríguez y la Dra. Dña. Sandra Fernández, responsables técnicos de la Red Pública de Atención Social a personas con enfermedad mental grave y duradera. La Consejera agradeció a los trabajadores y a su directora, Dña. Esther Amador Caravantes, la labor diaria que realizan. También les comunicó su gran alegría y orgullo por que personas con este tipo de enfermedad consigan reincorporarse, gracias a ellos, en un puesto de trabajo que les ayude a mejorar la tolerancia a la frustración y el estrés. La directora afirmó que “la visita fue preparada con mucho cariño e ilusión porque es una ventana a todo lo que hacemos en la Fundación. La actividad que realizamos en estos centros consiste en darles a las personas que atendemos escenarios de trabajo parecidos a lo que se puedan encontrar fuera del centro, donde entrenen sus capacidades de trabajo en equipo y todo aquello que se les inculca en los talleres individuales”.

La directora afirmó que “la visita fue preparada con mucho cariño e ilusión porque es una ventana a todo lo que hacemos en la Fundación. Esta actividad consiste en darles a las personas que atendemos escenarios de trabajo parecidos a lo que se puedan encontrar fuera del centro, donde entrenen sus capacidades de trabajo en equipo y todo aquello que se les inculca en los talleres individuales”.

Los técnicos, D. Abelardo Rodríguez y Dña. Sandra Fernández, querían mostrar un retazo de la Red de atención a este colectivo y en concreto de la parte de Rehabilitación Laboral, mostrando la realidad del día a día con la que se trabaja en estos centros. El perfil de las personas atendidas en Arganzuela es distinto al de las de otros centros por el nivel formativo, la clase social y también por el tipo de familia, que es menos desestructurado, por lo general, que en otros distritos. Por ello la visita ha podido servir también para ayudar a dejar de estigmatizar esta enfermedad en un tipo concreto de personas, ya que puede ser sufrida por cualquiera, independientemente del nivel de vida, en este caso por universitarios, opositores y empresarios.