Eres lo que haces

«Eres lo que haces», ha sido el lema elegido por el Colegio San Bernardo de Madrid para el curso 2016/17. Y de ese modo quisieron terminar los alumnos de tercero de educación infantil y de sexto de primaria, el 22 de junio durante su acto de graduación. Haciendo, construyendo su futuro y recorriendo sin prisa pero con paso firme el camino de la vida. Después de un año intenso de trabajo y aprendizaje, el centro quiso homenajear a estos alumnos por el cambio de etapa en su vida escolar, entrando los más pequeños en la educación primaria y los más mayores en secundaria.

Durante el acto, los peques de infantil certificaron su entrada en primaria con la retirada simbólica de sus babis, cargando el salón de actos con la emoción de padres y profesores al ver como esos niños que entraron siendo prácticamente bebés se estaban convirtiendo poco a poco en dueños de su destino. El grupo de primaria recibió por su parte las palabras de apoyo de dos pupilos de cuarto de secundaria que actuaron como padrinos, trasladándoles un mensaje de motivación extra para afrontar con fuerza los próximos cuatros años que les esperan. También, dos de los graduados de primaria ofrecieron un pequeño discurso a los presentes, demostrando una madurez y unas dotes retóricas que poco o nada tenían que envidiar a algunos políticos de primera línea. La graduación se cerró con el himno a la Virgen de la Almudena, cantado por la escolanía del centro.

El acto estuvo presidido por el director del colegio San Bernardo D. Fausto Marín Chiva, en el que se reiteró no solo el compromiso de esta institución con la educación de todos sus alumnos, sino también la responsabilidad evangelizadora que tienen de llevar el mensaje de Cristo y de la Virgen a través de la formación en valores cristianos. Acompañado por la jefa de estudios de infantil Dña. Amparo Garrudo, la jefa de estudios de secundaria y bachillerato Eva Mayoral, y la presidenta de la AMPA Mercedes Coll, que se despedía de su puesto tras 14 años de servicio a la institución, fueron los encargados de hacer la entrega de becas a las jóvenes promesas del San Bernardo.

El año escolar finalizaba de esta forma, agradeciendo a todos los que han hecho posible que la maquinaria de este colegio haya funcionado sin fisuras durante más de cinco décadas, y afrontando los nuevos retos que se presentan con más ilusión y ganas que nunca.

Texto: Jorge Sales / Fotografía: Colegio San Bernardo