«Esto de la literatura es una pasión, una vocación, una profesión»

Por María Suárez

Hermandades del Trabajo-Centro de Madrid ha disfrutado la pasada semana, del 20 al 28 de enero de 2018, la celebración de la Semana Cultural con mucha literatura, bailes regionales y teatro. Este evento se hace coincidir siempre con la celebración de la festividad litúrgica de Santo Tomás de Aquino. “Esto de la literatura es una pasión, una vocación, una profesión”, así define su vida Rosario Paniagua, colaboradora del centro que fue la encargada, con mucho gusto, de deleitarnos con un homenaje a Gloria Fuertes, como nos afirma, “porque se lo merece”.

Comenzaba el sábado 20 de enero con la actuación del Grupo de Bailes Regionales de   Madrid   que   pusieron   en   escena   el   espectáculo   ¡Jamón   serrano!.   En   él interpretaron una serie de bailes en los que trasladaron al público hasta la Sierra andaluza. Además, inundaron de colorido el escenario con sus vistosos trajes. El  público disfrutó de una agradable tarde de bailes y vibró con la puesta en escena de este grupo.

En la tarde del 24 de enero, tuvo lugar el Homenaje a Gloria Fuertes, organizado por el grupo  Platero  de Literatura.  En el mismo intervino  Rosario  Paniagua  fundadora del grupo y profesora de literatura, que hizo una semblanza de las  principales características de la homenajeada.

Paloma Porpetta, presidenta de la Fundación Gloria Fuertes, hizo un recorrido por la vida y la obra de la autora desde los comienzos hasta los años setenta. A continuación, tomó la palabra el profesor de Literatura y miembro del Grupo Platero Jorge Sánchez Cascos, que hizo una semblanza biográfica-poética de la autora a partir de los años setenta hasta su fallecimiento.

El acto estuvo amenizado por la música de Cesar García Rincón (voz y guitarra) que interpretó canciones suyas, dentro del ámbito de la autora. La sala estuvo repleta de público que mostró su satisfacción por el acto, con lo que tanto los miembros del Grupo Platero como los asistentes quedaron “muy complacidos”.

Por último, el sábado 27 y el domingo 28 se representó la obra “Asesinato de Roger Ackroyd, de Agatha Christie. La obra, dirigida y adaptada por Jesús Pancorbo, fue interpretada por el grupo de Teatro “Pablo Mateos”.  Así se puso el broche de oro a la Semana Cultural de 2018, que un año más, ha vuelto a cumplir con las expectativas de la organización.

Hablamos con Rosario Paniagua…

¿Cuál es su vinculación con Hermandades del Trabajo?

Mi vinculación viene desde muy lejos. Desde hace más de 25 años colaboro en el área cultural y también en gerontología por mi doble licenciatura en literatura española y en el estudio de la salud, la psicología y la integración social y económica de las personas que se encuentran en la vejez, y ahora que estoy jubilada, más.

A pesar de la jubilación, ¿cuáles han sido sus logros profesionales?

Siempre he impartido literatura a diferentes edades. He sido profesora, me acabo de jubilar, de la Universidad Pontificia de Comillas en la Facultad de ciencias humanas y sociales. Esto de la literatura es una pasión, una vocación, una profesión. He sido profesora toda mi vida y tengo la suerte de que en Hermandades puedo unir la gerontología con la Literatura dando clases a personas mayores. Entre muchos otros, no quiero presumir… (risas)

¿En qué consiste la Semana Cultural de Hermandades del Trabajo?

Esta semana cultural está repleta de actividades como danza, teatro, conferencias… Pero nosotros asumimos un día, en el salón de actos del centro de Madrid que nos ofrecen. Bueno… Nosotros pertenecemos el grupo Platero de Literatura en el que trabajamos fundamentalmente a Juan Ramón Jiménez y a su obra. Pero no solo… Este año hemos querido dedicárselo a Gloria Fuertes además de por el centenario de su nacimiento, porque sí, porque se lo merece.

¿Quiénes participáis en ella?

La mayoría somos profesores del Aula Cultural de Hermandades del Trabajo, que es una docencia preciosa que hacemos voluntariamente a gente mayor.

Yo llevo años dedicándome a mujeres literatos como Ana María Matute o Concha Espina, pero este año voy a finalizar mi compromiso literato con el homenaje a Gloria Fuertes.

¿Como profesora qué valores sobre poesía inculca?

La Literatura es una plataforma magnífica para inculcar y presentar valores. Este año he comentado obras -intencionadamente- de Concha Espina donde los valores del pueblo y los valores de la gente sencilla están presentes.

¿Por qué el homenaje a Gloria Fuertes?

Gloria fue una mujer muy desconocida y la gente está hábida de una buena literatura. “El poeta no escribe para él”, que decía ELLA. Sino para otros. Gloria escribe poesía porque le importa la vida, lo que pasa en la vida y la forma más escueta de decir mucho es en poco espacio, como son unos versos. Releyendo a Gloria mis compañeros, Paloma Porpetta, Jorge Sánchez Cascos, y yo estamos de acuerdo en decir que no es una poeta de niños ella es una poeta del que busca la inocencia, la verdad y tuvo mucho enganche en los niños porque es una poesía muy rítmica, natural y sencilla. Ella dice que escribe a los hombres y mujeres que se quieren hacer niños a base de la sencillez, de la inocencia y de no perder nunca el encanto de un niño. Hay algunos puntos muy relevantes de esta mujer como que dijo que ella nunca asistiría a su triunfo, ni siquiera creía que iba a triunfar, y ahí está, y ahí sigue estando en tesis doctorales y trabajos emprendidos continuamente con Gloria Fuertes como tema.

Fue una mujer pacifista, que decía estar en contra de todas las guerras dondequiera que estuvieran, ecologista, feminista moderada… Ella decía “yo no soy maestra de nada, soy aprendida de todo”. Por todo esto reivindicamos que se lea en papel y si es posible los poemas tan –ya- clásicos de ELLA. Ojalá la vayan conociendo más gracias a actos como estos.

“Leer mucho leer en libro y leer literatura de valores”

Algunos de los poemas de Gloria Fuertes:

A veces quiero preguntarte cosas…/ A veces quiero preguntarte cosas,/ y me intimidas tú con la mirada,/ y retorno al silencio contagiada/ del tímido perfume de tus rosas./ A veces quise no soñar contigo,/ y cuanto más quería más soñaba,/ por tus versos que yo saboreaba,/ tú el rico de poemas, yo el mendigo./ Pero yo no adivino lo que invento,/ y nunca inventaré lo que adivino/ del nombre esclavo de mi pensamiento./ Adivino que no soy tu contento,/ que a veces me recuerdas, imagino,/ y al írtelo a decir mi voz no siento.

 

“La naturaleza nos alegra o nos entristece, / mientras ella ni siente ni padece. / Bueno, /ahora sí parece que padece. / Ved las playas y los ríos / -muertos peces. / Ved los árboles sin brillo ni simiente. / Ese aire que los ojos enrojece, / que al pulmón ennegrece / y al pálido niño de la ciudad / envejece … Quién ha sido el salvaje / que puso el árbol gris / y sucio el aire? …”. (Fragmento)

 

“Mi partido es la paz / Mi partido es la Paz. /  Yo soy su líder. /No pido votos, /pido botas para los descalzos /-que todavía hay muchos-“.

 

“Ella pide una oportunidad. Como una maletilla, ella. / (Ella es la Paz). / Va destrozada, / mal vestida, / delgada, / acerico de balas, / rasguño de metrallas. /Iba hecha polvo entre el polvo / de las sucias trincheras, / cojeando / con su melena blanca desplegada /se tiró al ruedo de la guerra, / -la Paz-. / Pedía una oportunidad. // Unos hombres con uniforme / la cazaron y a empujones / la esposaron en la barrera. / (Todavía la tienen detenida). / La Paz, / como una maletilla / sólo pedía una oportunidad”.

Fundación Gloria Fuertes

Hermandades del Trabajo-Centro de Madrid