“La convivencia en un Colegio Mayor es un desafío para el nativo digital”

El Colegio Mayor Roncalli se prepara para cruzar su medio siglo de historia revisando los pilares que lo han convertido en un referente de su sector y afrontando los nuevos retos que plantea la nueva generación de universitarios 4.0.

Al frente del reto, su directora:  Mª Ángeles Martín Rodríguez-Ovelleiro, Doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad Politécnica de Madrid (1998) y Master of Environmental Management. School of Forestry and Environmental Studies. Yale University en 2007.

¿Qué papel ha  jugado el Colegio Mayor en la historia?

En la Edad Media el deseo de aprender innato del hombre se canalizó de una forma espontánea al formar una Comunidad de Alumnos “tras el saber de un Maestro”. De estas comunidades, que vivía y aprendía en el mismo recinto, nació el  Colegio Mayor en el siglo XII que fue el embrión de la Universidad. La división de espacios entre lo Académico y lo Residencial fue lo que posteriormente originó  la separación de las dos instituciones Colegio Mayor y Universidad. Hoy en día pocos conocen que el origen de la Universidad sucedió en un Colegio Mayor, y aun menos reconocen que el Colegio Mayor es parte integrante de la Universidad.

Toda Institución Universitaria tiene como finalidad lo que provocó su origen: dar respuesta al deseo de conocer y aprender. La etapa universitaria es quizás la más fascinante para una persona. Conocer por el gusto de conocer es lo que hace grande a la Universidad. Y a la persona ser siempre universitario. El Colegio Mayor, cuya principal función no es solo dar alojamiento y manutención al alumno, dejaría de tener sentido si se olvida de su misión universitaria.

La posibilidad de formar al alumno en sus disciplinas académicas y abrir nuevos horizontes de conocimiento, fuera de las aulas pero dentro de una comunidad universitaria, es un privilegio para aquellos que la forman y un reto para quienes dirigen un Colegio Mayor.

Y en este contexto. ¿Qué aporta como novedad el Colegio Mayor Roncalli?

La Congregación Mariana de la Inmaculada y San José tuvo la iniciativa apostólica de erigir el Colegio Mayor Roncalli para ofrecer un lugar digno de altura universitaria a las jóvenes sudamericanas que venían a estudiar  a la Universidad de Madrid. Desde sus inicios en 1968 hasta la actualidad, la realización extensa de actividades ha llevado a posicionar el Roncalli entre los Colegios Mayores de prestigio en las Universidades de Madrid. El saber hacer con una identidad basada en el ideario de las Congregaciones Marianas ha sido una propuesta válida y valiosa en multitud de filiaciones de Colegios Mayores.

La espiritualidad Ignaciana y el carácter Mariano, han guiado la acción puesto que desde su origen se concibió como una obra apostólica. Nada que no buscara la formación humana y espiritual de la colegiala tenía cabida. La Directora siempre ha buscado, que a través de vivir en comunidad universitaria, la colegiala aprendiera a ser mujer de bien en la sociedad. El éxito ha radicado en el afecto que encontraba la colegiala   y la oferta cultural y formativa que se les presentaba, desde el cual ha ayudado a que el paso por el Roncalli dejara huella en la persona.

Colegio Mayor Roncalli
Lucía Yanguas

La nueva etapa del Colegio Mayor

La identidad católica y universal del Mayor será una propuesta clara en la variada oferta de identidades de Colegios Mayores de Madrid. El Colegio Mayor bajo la tutela del Arzobispado de Madrid dará continuidad a una Obra que sigue siendo hoy necesaria.

¿Cómo convive la apuesta por reforzar el carácter reflexivo de las colegialas con la sociedad del consumo inmediato de bienes e información?

El universitario de hoy pertenece a una generación que históricamente no ha encontrado la universidad, “la era  Gutenberg” está terminando dando comienzo a una generación  digital.. Las tecnologías y el “mundo virtual” que caracterizan el entorno donde se desarrollan los universitarios actuales plantean un reto nuevo a la educación de la persona. El joven  de hoy llamado “nativo digital” se caracteriza entre otros por un marcado individualismo lo que suponen un desafío añadido a la convivencia de un Colegio Mayor.  Este perfil de las nuevas generaciones abre un campo nuevo que se tiene en cuenta en la nueva etapa del Roncalli.

Independientemente de las características generacionales, la esencia de la educación permanece, porque busca ofrecer el camino hacia la Verdad del hombre. Sin embargo, en mi opinión, estas nuevas generaciones requieren una atención constante para descubrir el bien de una convivencia y una provocación cultural continua para que el paso por el Colegio Mayor les ayude a descubrir lo que le es propio.

¿Cuál es el pilar que sustenta la propuesta que presenta para la nueva etapa del Colegio Mayor Roncalli?

Provocar en cada Actividad el reconocimiento de la Belleza del Conocimiento y el Valor de vivir en comunidad universitaria. La apuesta para que esto suceda tiene que partir del afecto autentico por cada colegiala. Solo desde el interés personal por el bien mismo de su persona puede ayudar a que el conocimiento sea posible en la universitaria del Roncalli. La forma general de ser de la “generación virtual” hace más que nunca necesaria una atención personal y concreta desde el cariño verdadero, para madurar. Así ha sido desde siempre y en esto ha radicado el éxito del Roncalli. Desde esta experiencia corroborada por los años el afecto posibilita que la vida universitaria en el Colegio Mayor sea provechosa.

Por afecto entiendo, no sólo un sentimiento para el cuidado desinteresado de cada colegiala, sino, además, una atención de propuestas educativas  a cualquier ámbito del saber para abrirles a la positividad de la vida. Así podrá ser cooperadoras del bien común en la Sociedad.

El Colegio Mayor Roncalli lo concibo y apuesto para que así sea en esta nueva etapa, primero, como un Centro de Universitario para las Colegialas; segundo, un Centro educativo en el campus universitario y  por último un Centro Cultural y de Debate para la sociedad madrileña.

Es ambicioso esa triada: Centro Universitario, Educativo y Cultural. ¿Lo desarrolla?

Primero: el Roncalli es y será un Centro Universitario. El saber científico, humano, cultural y trascendente estará presente para avanzar en la formación de la colegiala. La programación interdisciplinaria se lleva desde la Dirección cada Curso académico pero también se promueve que la estudiante tome iniciativas   en   propuestas para que haga personal su formación y cooperen al bien de la comunidad roncallina.

Segundo: El Colegio Mayor como Centro Educativo en el campus universitario oferta conferencias y cursos a toda la comunidad universitaria. El Roncalli está abierto también a que las Facultades y Escuelas Universitarias puedan desarrollar actividad de cursos. Asimismo, el Roncalli, a modo de los College Oxford o Cambridge tenderá a ser un   Centro   especializado   de   formación.   Una   propuesta   debida   a   mi   propia especialización, seria la Interdisciplinariedad de los estudios de la Ecología. De esta manera el Mayor quiere, por un lado, activar la interrelación Universidad y Colegio Mayor tan necesaria y por otro, distinguirse volviendo a las raíces históricas de los Colegios Mayores.

Por último, el Roncalli como Centro Cultural universitario hará un servicio a la sociedad madrileña. El Colegio Mayor puede ser un Centro Cultural que de apoyo y difusión a cuanto   la   Delegación   de   Cultura   de   la   Diócesis   de   Madrid   proponga   al   mundo universitario. El Roncalli se presenta como miembro activo en la sociedad madrileña con una propuesta definida e identidad propia para avanzar en el conocimiento. Daría testimonio como colaborador de la Iglesia Diocesana.