«La corona del anciano son sus nietos»

Por María Suárez

Cuando llega la Navidad se despierta en nuestros corazones algo que parecía dormido: el alma del niño que fuimos, y que en el fondo nunca dejamos de ser, vuelve a ilusionarse a ritmo de cánticos por unas fechas tan esperadas. En laresidencia Fundación Santísima Virgen y San Celedonio las Hijas de la Caridad, que llevan más de 100 años en la que es su casa, junto con la parroquia de San Jorge participan muy activamente de todo lo que, durante el mes de diciembre hasta la venida de los Reyes Mayos, allí realizan. Actividades como el concurso de belenes y christmas navideños en la que participan todos los residentes que pueden. Su realización supone un momento muy especial para nuestros abuelos por mantener viva la llama de la ilusión, para seguir celebrando la Navidad a pesar de las dolencias de cada uno. El pasado 18 de diciembre el coro del colegio San Patricio les sorprendió, tras la misa diaria, con un concierto al compás de la guitarra y los aplausos. Solo se veían sonrisas de los residentes y las ganas de los niños de compartir un momento tan especial con ellos, será recordada por todos esta jornada en la que se llevaron una carta muy afectuosa de cada uno de los alumnos. Porque al final, como decía Jesús: «la corona del anciano son sus nietos», y no hay nada mejor que un encuentro entre nuestros pequeños y nuestros mayores para despertar en ellos el niño que fueron.