La culminación en Couché

Por Elizabeth Ortega

La entrada de la primavera de este 2018 estará marcada en la historia de la Fundación FUSARA por la edición  de Colección  Santamarca. Esplendor Barroco. De Luca Giordano a Goya y la pintura romántica que recoge  al completo los fondos pictóricos de la fundación, catalogados por especialistas de primer orden. Lo que supone que la catalogación empieza en el nuevo siglo y que ahora se podrá disfrutar en papel couché. Un libro conmemorativo de la exposición que se inaugurará el próximo 4 de octubre en el Palacio de Sástago de Zaragoza y que se podrá visitar hasta el 6 de enero de 2019.

"Niños buscando nidos de pájaros en las ruinas" -  Goya
“Niños buscando nidos de pájaros en las ruinas” – Goya

Este libro es la culminación de un trabajo de  más de 20 años y supone la puesta en valor de una colección que es una auténtica joya desconocida, nos relata sin disimular su orgullo el director de FUSARA, Ignacio Olmos, mientras acaricia la tapa del primer volumen que conmemorará la  exposición que llevamos dos años preparando en colaboración con  la Diputación Provincial de Zaragoza, terminando la catalogación de las piezas elegidas, restaurado algunos de los cuadros, y seleccionado más de cien pinturas para ser un referente del Coleccionismo del siglo XIX.

¿Por qué es tan relevante la edición de este catálogo completo de la colección Santamarca?

Por raro que parezca, nunca se había inventariado la colección Santamarca. La importancia de esta publicación va más allá de lo sentimental y de la recuperación de la memoria de nuestro patrimonio. Los museos, profesionales y salas de todo el mundo podrán conocer perfectamente nuestra colección, y ello nos conducirá a participar en otras exposiciones, divulgando esta  riqueza artística que ha permanecido casi un siglo oculta en el edificio del colegio-orfanato de Santamarca. De hecho muchos de los cuadros que se expondrán, adornaron los pasillos del colegio, sin especiales medidas de protección para los niños y niñas que a diario jugaban en las instalaciones.  Si a esto se une que en épocas de una terrible precariedad, las religiosas se vieron obligadas a la venta de algunas de las piezas de este patrimonio, como las joyas de la Condesa, o aquellas pinturas que contenían desnudos, nos lleva a entender la situación descrita al principio de que ni la propia fundación conocía exactamente, ni la composición ni el estado real de la Colección.

¿La joya de la corona?

Para mí sin duda los seis Goyas son el gran reclamo y nuestras joyas más valiosas.

¿Se puede acceder a un ejemplar?

En principio sólo se han editado 200 ejemplares de distribución institucional fruto del acuerdo entre  la Diputación de Zaragoza y la Fundación, a la que se puede dirigir cualquier interesado para adquirirlo.

¿Cómo van los preparativos de la exposición?

Hace unos días estuve en Zaragoza para comprobar la marcha de todo: los sistemas de seguridad, de ventilación y la sala donde se expondrá y estoy realmente muy ilusionado.

A partir de la inauguración de esta exposición el 4 de octubre, nuestras obras se podrán apreciar no solo visitando el Palacio de Sástago, y repasando la excelente publicación que conmemorativa de este evento, sino en otras  exposiciones que ya se están barajando en otras ciudades.  Hemos iniciado un camino que nos deparará gratas sorpresas.