La importancia de acompañar en el duelo

La Fundación Luca de Tena ofrece atención centrada en la persona y/o familia para satisfacer sus necesidades en un proceso de pérdida familiar, potenciando todas sus capacidades y recursos.

En algún momento de la vida, cada individuo debe enfrentarse a la muerte o a la pérdida, como un proceso vital inevitable.

Cuando un periodista fallece, la Luca de Tena está presente para que su viudo/a e hijos sigan adelante y, tradicionalmente, hemos centrado nuestra atención en ellos.

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida. No se trata solo de la respuesta emocional ante la pérdida sino que tiene también una dimensión física, cognitiva, filosófica y de la conducta.

El duelo es un proceso normal que sigue a la muerte de un ser querido. Lo natural es que duela, que implique un tiempo de adaptación que será diferente para cada persona, y que suponga poner en marcha herramientas personales para ir resolviéndolo. Forma parte de nuestro ciclo vital, pero en nuestra sociedad no se nos educa ni prepara para el momento de vivirlo, generándose, en ocasiones, situaciones de bloqueo, confusión e incertidumbre sobre qué hacer o cómo abordarlo con los hijos.

Desde nuestra Fundación, las personas con pérdidas familiares tienen la posibilidad de incorporarse a actividades grupales con un enfoque terapéutico y normalizador de las situaciones por las que pasa cualquier familia en dichas circunstancias.

Trabajamos el duelo con una Atención PsicoSocial, desde la empatía y la cercanía. Es el esfuerzo que realizamos desde la Fundación Luca de Tena para reconocer y comprender los sentimientos, actitudes y circunstancias de las personas, así como la actuación a medida de cada caso.

Un elemento clave es la Atención Socio-Educativa, el aprendizaje como motor del cambio y adaptación a la realidad personal. Los huérfanos reciben orientación y apoyo socioeducativo para estimular e incentivar sus estudios, habilidades sociales y autonomía, a la vez que se colabora a la financiación de sus estudios con becas escolares y universitarias.

Acompañamiento familiar

El proceso de elaboración del duelo implica una realización de tareas por parte de los miembros de la familia, según el ritmo y situación de cada una.

Para aceptar la realidad de la pérdida y trabajar las emociones se facilita un espacio seguro a las familias para que puedan expresarse, ya que a veces es difícil encontrar ese espacio de diálogo en casa al no saber cómo hacerlo. Es necesario reconocer y trabajar el dolor para seguir avanzando.

La familia ha de adaptarse a un medio en el que el fallecido está ausente. Esto significa cosas diferentes para personas distintas dependiendo de cómo fuese la relación con el fallecido y de los distintos roles que desempeñaba.

La función de asesoramiento consiste en apoyar a la familia en la redefinición de su pérdida y elaboración de la estrategia para afrontar la nueva situación a la que han de adaptarse.

En este proceso de elaboración del duelo son las familias las que marcan el ritmo, pues son ellas quienes mejor saben cuándo están preparadas para dar el siguiente paso. Los profesionales les acompañamos y ayudamos a encontrar un lugar adecuado para el fallecido en su vida emocional, un lugar que les permita continuar su vida de manera eficaz en el mundo. 

Acerca de la Fundación Luca de Tena

La Fundación Luca de Tena es una organización sin ánimo de lucro que desde 1933 dirige sus esfuerzos a prestar atención educativa, social y psicológica a las familias de periodistas y empleados de la prensa que han sufrido la pérdida del padre o madre de familia.

La Fundación Luca de Tena, que fue creada por la generosidad particular del fundador de ABC, es y ha sido siempre una entidad independiente, con financiación propia, que apoya a periodistas de todos los medios de comunicación y sus familias, ofreciendo atención psicosocial y educativa.

Rosalía Rozalén