La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Madrid recibe al Cardenal Osoro tras presidir la misa de Pentecostés

Por Elizabeth Ortega

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro ha visitado, este domingo de Pentecostés, la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Madrid. Como un peregrino más, tras presidir por vez primera la multitudinaria eucaristía en la que destacaron  las banderas pontificias, en alusión al 25 aniversario de la visita de San Juan Pablo II,  acudió a distintas casas de hermandades de Madrid como la de San Sebastián de los Reyes, Pozuelo o Bruselas con quienes compartió el espíritu de Pentecostés, que se celebra 50 días después de la Resurrección de Jesús.

En la homilía se dirigió a los cientos de miles de peregrinos, que se dan cita cada año para ver salir a  su Pastora, recordándoles que «esta es la hora en que el Espíritu, al lado de María, nos purifica y enciende la pasión por transformar esta historia con la fuerza que viene de Dios… para hacernos salir a los caminos como testigos, para escrutar e iluminar el corazón de los hombres».

Osoro, en El Rocío: «María, llena del Espíritu Santo, aparta la discordia de nuestros corazones»