Las joyas de la corona

Por María Suárez

Con el otoño inaugurado podremos disfrutar a partir del próximo 10 de octubre, en el Palacio de Sástago de Zaragoza, de la exposición, que ya anunciábamos meses atrás, de Colección Santamarca: Esplendor Barroco. De Luca Giordano a Goya y la pintura romántica recogida en un libro conmemorativo con los fondos pictóricos al completo de la fundación FUSARA. Además, acaba de confirmarse el acuerdo entre el Ayuntamiento de Murcia y dicha fundación para exponer, a partir de diciembre y hasta mediados de febrero las Joyas de la corona, en el Palacio ALMUNDI y VERÓNICAS, que son los 6 Goyas que pertenecen a la colección, afirma Ignacio Olmos, Gerente de FUSARA. La exposición pasará a los dominios del Museo Arqueológico de Madrid a partir de Marzo y seguirá viajando por todo el mundo, aunque aún no podemos desvelar cuál será el próximo destino. 

José Ballesta, Alcalde de Murcia, con Ignacio Olmos, Gerente de FUSARA, en la firma del acuerdo de cesión para la exposición.

La exposición está estructurada en una serie de secciones que articulan la narración en torno a la actividad desempeñada por José Moñino y Redondo, desde su llegada a Madrid en 1748 hasta su muerte en 1808, cuando ejercía la presidencia de la Junta Suprema Central. Por extensión, la contextualización de esta actividad, se convierte en el imaginario de una sociedad que, con mitos y realidad es, será el germen que hipoteque nuestra modernidad.

El discurso expositivo contará, en cada uno de los apartados, con cuatro tipos de medios: Fuentes documentales precisas (textos oficiales, cartografía, dibujos y estampas); Obras de arte excepcionales, unas por su calidad material y otras por su carácter paradigmático único; Recursos  informáticos   y   señaléticas   que   faciliten   no   sólo   la   lógica comprensión de lo expuesto, sino una visión diferente y completa de las obras más interesantes; Recreación de varios   escenarios   de   época   que   hagan   sentir   a   los espectadores los ambientes públicos y privados en los que se movía nuestro protagonista (Recreación del despacho de la Secretaría de Estado, Floridablanca y sus gustos personales, o lo que podríamos denominar el gabinete de Ciencias de Floridablanca)

El proyecto es la suma de una serie de colaboraciones de algunas de las instituciones más importantes de nuestro país.