MISIÓN

  La Delegación Episcopal de Fundaciones es la herramienta de la que se ha dotado la Archidiócesis de Madrid para dar servicio a más de medio centenar de fundaciones en las que está presente, entre civiles y canónicas -públicas o privadas-, con competencias en las áreas social y sanitaria, educativa, y cultural. Una ingente obra con la que se impulsa la búsqueda del bien común, que genera empleo para 1.500 trabajadores y en la que confían más de 100.000 personas usuarias de nuestras prestaciones.

El cardenal Carlos Osoro, fiel a su filosofía de ir profesionalizando las gestiones de los centros diocesanos,  pone en marcha esta iniciativa en marzo de 2016, con el nombramiento de David López Royo, como Delegado Episcopal de Fundaciones.

VISIÓN

Apoyado en un equipo multidisciplinar su objetivo es tender puentes, crear sinergias y consensuar un código común de buenas prácticas, que transversalmente reflejen la obra social y pastoral de la Iglesia. A su vez, presta asesoramiento a todas las realidades eclesiales que necesitan apoyo para mantener su vocación fundacional e impulsa activamente el diálogo con los agentes sociales, empresas y administraciones. El objetivo es generar iniciativas innovadoras y eficientes que mejoren la calidad y el servicio que prestan las fundaciones en las que está presente el arzobispo de Madrid y de la que se beneficia la sociedad en su conjunto.

VALORES

Los valores de la Delegación Episcopal de Fundaciones de la Archidiócesis de Madrid:

TRANSPARENCIA

«Es necesario vigilar atentamente a fin de que los bienes de los Institutos sean administrados con prudencia y transparencia (…) conjugando la dimensión carismática-espiritual con la económica y la eficiencia».

Papa Francisco a los Ecónomos y a las Ecónomas generales de más de 500 Institutos de Vita Consagrada de todo el mundo. Congreso, marzo de 2014.

 

 

INCLUSIÓN

«Los medios actuales permiten que nos comuniquemos y que compartamos conocimientos y afectos. Sin embargo, a veces también nos impiden tomar contacto directo con la angustia, con el temblor, con la alegría del otro y con la complejidad de su experiencia personal (…) No suele haber conciencia clara de los problemas que afectan particularmente a los excluidos».

Papa Francisco

Encíclica Laudato sí. Sobre el cuidado de la Casa Común, junio de 2015.

COMPROMISO

«El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral…».

Papa Francisco
Encíclica Laudato sí. Sobre el cuidado de la Casa Común, junio de 2015.

 

AMOR

«La Iglesia hace suyo el comportamiento del Señor que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción» (…) ¡Qué fuerza tiene recibir con corazón abierto y agradecido todas las enseñanzas que el Papa Francisco nos da en Amoris laetitia!.

Cardenal Osoro

Carta semanal, 13 abril de 2016.

BIEN COMÚN

«Hay demasiados intereses particulares y muy fácilmente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común…».

Papa Francisco
Encíclica Laudato sí. Sobre el cuidado de la Casa Común, junio de 2015.