“Sin una economía circular, algunos centros no serían viables”

Por Elizabeth Ortega

“La verdadera elocuencia consiste en no decir más de lo que es preciso” sentenció el escritor francés François de la Rochefoucauld en el siglo XVII y esa elocuencia es la que rezuma Manuel Camacho, Gerente de la Fundación Congregaciones Marianas cuando disecciona el campo de actuación al que le dedica su vida, desde que se puso al frente de esta entidad y que abarca el campo educativo, con 3 colegios diocesanos María Inmaculada de Mogambo, Joaquín Turina y Luis Ruiz y el colegio mayor femenino Roncalli, así como el área socio-sanitaria, con la residencia de mayores “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”.
La apuesta por una economía circular, entre todos los centros, respetando y cubriendo las necesidades específicas de cada uno de ellos, es una de las claves de la sostenibilidad de esta fundación creada en el 2009, que sabe que el acompañamiento desde la infancia hasta la última etapa de la vida, es una de las herramientas más eficaces de dar presencia a la palabra de Jesús, haciéndola obra.

¿Cuáles son los parámetros que se valoran para conceder un concierto?

Los niños, cada clase debe tener de media 25 alumnos. La demanda previa, los niños, cada clase debe tener una media de 25 alumnos. El Colegio de Joaquín Turina da en el período de matriculaciones entre marzo y abril una oferta 50 plazas, para optar a una tercera línea debemos tener una demanda de 75 u 80 niños.

El concierto educativo consiste en que hay una ratio profesor/alumno por la que la administración te aporta una cantidad en función de la etapa educativa, por lo que a ti el profesor no te cuesta. El coste del personal lo asume la Consejería de Educación.  

Pero no podemos obviar que es un tema político, dependiendo del partido con el que se hable te ofrecen una respuesta u otra. Unos defienden que el concierto hay que eliminarlo y otros no terminan de posicionarse, defendiendo la educación pública pero llevando a sus hijos a colegios concertados. Sin embargo, hay otros que defienden la libertad de los padres de elegir la educación de sus hijos como se recoge en la Constitución. Pero sin un pacto educativo consensuado nos movemos en unas arenas movedizas que afectan finalmente a los escolares.

¿El Estado de Bienestar público podría soportar la eliminación del concierto?

Bajo ningún concepto y eso lo saben todos los partidos políticos, pero no se atreven a decirlo abiertamente porque juegan con la captación ideológica.

¿Cómo está afectando la crisis a la oferta educativa?

En estos años de crisis ha habido una reducción de concierto que se suma a la baja tasa de natalidad y a la marcha de población inmigrante que es la que mantiene el crecimiento demográfico. Lo que implica una mayor oferta para una menor demanda. Y eso está modificando el modo en el que los colegios tienen que presentarse a la sociedad  para garantizar la continuidad de sus líneas y centros.

Dibújenos una radiografía de los colegios y los principales retos que se han marcado

Colegio Joaquín Turina

Si nos detenemos en cada uno de nuestros colegios según los barrios en los que estamos, el de Joaquín Turina es el que tiene más perspectiva de crecimiento demográfico, porque la población es joven. El objetivo es crecer en una tercera línea. Si ahora tenemos 850 alumnos con la tercera línea alcanzaríamos los 1.100 escolares. Y el gran reto es la construcción de un nuevo edificio en la misma zona de Carabanchel que supone una inversión de entre 11 y 12 millones de euros y que abrirá sus puertas en septiembre del 2019.

Colegio Mogambo 

El colegio de Mogambo, ubicado en Vallecas, es un barrio complejo que se ha remodelado en los últimos 15 o 20 años con la llegada de la  Asamblea de Madrid. Cuenta con dos líneas y su valor diferencial es la estructura homogénea desde la base. El reto es mantener ese flujo de alumnos desde la escolarización y conseguir que las diferencias de los perfiles del alumnados sean una fortaleza en el proceso educativo,  en el que la innovación y la inclusión avanzan al unísono.

Colegio Luis Ruiz

Y el de Luis Ruiz, es un colegio infantil con una sola línea de 3 a 6 años y 75 alumnos, que se ubica en Ciudad Lineal   y  su futuro dependerá de la demanda de la zona.  Su singularidad radica en una relación muy familiar entre padres y profesores y su emplazamiento en un edificio singular del barrio.

 

En el sector residencial existe la cama concertada pero la residencia  “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” es privada  ¿Por qué no se opta al concierto?

Porque nació como residencia para las congregantes de María Inmaculada y posteriormente se abrió al público. En estos momentos la residencia que se encuentra en el centro de Madrid, en la calle Áncora 42, entre la Estación de Atocha y Méndez Álvaro, cuenta con 93 plazas en habitaciones dotadas de baño individual y adaptado, ventanas al exterior, zonas comunes ajardinadas, calefacción central y aire acondicionado, agenda de actividades culturales… y es importante el acompañamiento espiritual que también se le ofrece con capilla propia y misa diaria.

No se optó por el concierto porque también nos obligaría  a unos requisitos como que fuera mixto y de momento no ha sido necesario. Pero no descartamos la posibilidad de abrirnos a otras opciones.

Se han realizado mejoras que han aconsejado el incremento del precio de la plaza. ¿La aportación económica es un impedimento para las residentes?

Para la inmensa mayoría no, y en los casos puntuales en los que hemos detectado alguna carencia la Fundación está respondiendo con el carácter social que la define en sus estatutos.

Lucía Yanguas

Residencia Perpetuo Socorro

De hecho como gerente debo conseguir que cada centro sea económicamente sostenible en el tiempo de forma autónoma pero en el caso de que existan brechas, una vez cubiertas todas las necesidades individuales de cada entidad, se cuenta con un fondo común que es el que garantiza la continuidad de proyectos más ambiciosos como son los colegios, que no sobreviven con el importe del concierto. Sin una economía circular entre todos los centros, algunos de ellos no serían viables tal y como lo concebimos en estos momentos.

Colegio Mayor Roncalli

El Colegio Mayor Universitario Femenino Juan XXIII “Roncalli”, adscrito a la Complutense de Madrid, es el que le otorga más solera a esta Fundación. Nace en 1969 promovido por la Sección de Universitarias de Congregaciones Marianas y 40 años después se integra  en la Fundación Pía Autónoma de las Congregaciones Marianas, la Inmaculada y San José.

Cuenta con medio siglo de historia y lazos de unión que nos vinculan con hispanoamérica y Filipinas, lo que enriquece muchísimo esta institución, que celebra el próximo enero los 50 años. En esta efemérides se quiere poner en valor la diversidad cultural y social que ha albergado durante todos estos años, con alumnas de 56 nacionalidades y de los cinco continentes.

El programa de actividades culturales y formación integral que les ofrece a las colegialas es otro de sus grandes atractivos, con seminarios de Historia, Derecho, Astronomía, Cine, Medios de Comunicación, de hecho editan el periódico El Búho.  El objetivo es generar interés por todo cuanto acontece y abrir la mente a todas las realidades posibles.

Y eso es aplicable a todas nuestras realidades, desde la educación infantil, pasando por la etapa universitaria y concluyendo en el acompañamiento a nuestras mayores en un envejecimiento activo y saludable que garantice dignidad de la persona hasta el último momento de su vida. Y en este proceso, desde la fe, la fundación Congregaciones Marianas, tiene mucho que aportar al conjunto de la sociedad.