«Sirviendo e innovando por una misión»

El sentimiento de fraternidad y unión ha sido el hilo conductor de este primer encuentro. Como ya adelantó David López Royo en la carta de invitación al evento, vuestra generosa contribución a la misión pastoral y de servicio que realizan las fundaciones es esencial para cumplir los fines de cada una de ellas, ayudando a crecer a niños y jóvenes y procurando una vida mejor a las personas dependientes o con alguna dificultad.

Por ello, es importante que recordéis que todos juntos formamos un Proyecto común que hace presente a una Iglesia Local que siendo Universal quiere ser Esperanza y Alegría. Y que sin el trabajo diario, las ganas por seguir avanzando en una misma dirección no podríamos cumplir el deseo de nuestros patronos. 

Estamos llamados a ser ejemplo y testimonio porque los Fundadores de cada Fundación quisieron, iluminados por su Fe, dar respuesta a necesidades concretas en donde la Dignidad de cada persona fuera un objetivo a alcanzar. 

En esta dirección, el Delegado nos invita a seguir «sirviendo e innovando por una misión» que es la de ofrecer un espacio de colaboración y acompañamiento para las fundaciones de nuestra diócesis.