Un congreso para la acción

XIX Congreso Católicos y Vida Pública

Por Elizabeth Ortega

El pasado 19 de noviembre  se clausuraba el  XIX Congreso Católicos y Vida Pública de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Un acontecimiento que se desarrolló entre el 17 y el 19 de noviembre y reforzó los mensajes expresados por el papa Francisco de que “Hay que evangelizar con obras”. De ahí la necesidad de hablar de la acción social de la Iglesia católica que dio nombre al debate moderado por el profesor Justino Sinova, en el que participaron el padre Santiago Cantera, Prior de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos, María Luisa San Juan, Pta. de las Hermandades del Trabajo, Gonzalo Ruiz, Pte. de la HOAC y Luis H. de Larramendi, Pte. de Acción Social Empresarial, que se constituye en 1951 y se basa en la doctrina social de la Iglesia.  La Pta. de las Hermandades del Trabajo, afirmó en el debate  que “la globalización de la economía no ha llevado parejo la globalización de la dignificación de la vida de las personas… el Papa diría ‘esta economía mata’, y si no actuamos somos cómplices”.

El pasado 19 de noviembre  se clausuraba el  XIX Congreso Católicos y Vida Pública  de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, que coincidía con la  I Jornada Mundial de los Pobres, que el Papa Francisco convocó como colofón al año de la Misericordia. Un acontecimiento que se desarrolló del 17 al 19 de noviembre y sin pretenderlo mandó mensajes coincidentes con los expresados por el papa Francisco de que “Los pobres ya no nos duelen”. De ahí la necesidad de hablar de la acción social de la Iglesia católica.  Una acción que viven  a diario las  adoratrices que llevan más de 150 años ocupándose de la trata de personas, que tiene como área más visible la prostitución femenina, pero que aborda también la esclavitud en el trabajo,  o las redes que trafican con menores. La adoratriz, Ana Almarza, supo cautivar el sábado por la mañana la atención de los asistentes al encuentro “Con las periferias existenciales” incluido en el Congreso, al poner ejemplos claros y directos de cómo actúan las mafias y cuánto cuesta literalmente comprar una mujer en Madrid – algo menos que una moto- unos 5.000 €.

María Luisa San Juan, Pta. de las Hermandades del Trabajo
María Luisa San Juan, Pta. de las Hermandades del Trabajo – Por Elizabeth Ortega

Por la tarde se pudo asistir al debate “La Acción Social de la Iglesia” moderado por el profesor Emérito de  Periodismo de la CEU San Pablo, Justino Sinova, en el que participaron el padre Santiago Cantera, Prior de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos, María Luisa San Juan, Pta. de las Hermandades del Trabajo, Gonzalo Ruiz, Pte. de la HOAC y Luis H. de Larramendi, Pte. de Acción Social Empresarial, que se constituye en 1951 y se basa en la doctrina social de la Iglesia.  En su intervención motivadora concluyó: “Sólo transformándonos nosotros mismos somos capaces de transformar la empresa y con ello la sociedad”.

Luis H. de Larramendi, Pte. de Acción Social Empresarial
Luis H. de Larramendi, Pte. de Acción Social Empresarial – por Elizabeth Ortega

En esta misma línea discursiva  María Luisa San Juan, Pta. de las Hermandades del Trabajo, vinculada con la Delegación Episcopal de Fundaciones,  afirmó que “la globalización de la economía no ha llevado parejo la globalización de la dignificación de la vida de las personas… el Papa diría ‘esta economía mata’, y si no actuamos somos cómplices”.