Un legado imperecedero

Mª Rosa Luca de Tena recibiendo a Monseñor Suquía y Guillermo Luca de Tena

Por Elizabeth Ortega

Desde 1959, cada 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, efemérides con la que se recuerda la  Declaración de los derechos fundamentales del Niño, por parte de la ONU, que intenta sensibilizar globalmente sobre la necesidad de preservar los derechos de los más indefensos.  Este imperativo de velar por el preciado bien de la infancia ya había calado décadas antes en el matrimonio formado por Torcuato Luca de Tena y Esperanza García León quien a la muerte de su marido,  crea en enero de 1930 la Fundación Luca de Tena,  atendiendo al deseo y legado de éste. Actualmente  lleva 87 años  dando diferentes respuestas al drama que supone la orfandad, centrándose en las familias vinculadas al mundo de la información.

María Victoria Barandiarán, Directora de la Fundación
María Victoria Barandiarán, Directora de la Fundación – por Lucía Yanguas

¿Cómo surge  la Fundación Luca de Tena y porqué se centra en los huérfanos?

En aquella época la infancia no estaba tan protegida como hoy y los fundadores entendieron que los niños son el eslabón más vulnerable de una familia azotada por el drama que siempre supone la muerte de uno de sus progenitores, que mayoritariamente era la del padre. Así que desde la Fundación  en 1931 se abre una residencia que inicialmente acogía a madres e hijas regidas por las Misioneras de Nazaret. En 1936, con la guerra civil el edificio queda destrozado y se alquila un inmueble en María de Molina, organizándose  un internado sólo para las niñas. Cuando se empezó a recuperar la economía se construyó un edificio propio, hasta que en 1978, y tras décadas de evolución en los conceptos de lo que es el bienestar integral del menor, el Patronato decide que las niñas tienen que vivir con sus madres con un programa de apoyo educativo y económico familiar, porque eso repercute directamente en la calidad de vida del menor.

En esa evolución histórica su madre, Doña María Rosa Luca de Tena  Brunet,  jugó un papel fundamental

Mi madre entró a formar parte del patronato de la fundación muy jovencita  y además fue nombrada presidenta de la Comisión Ejecutiva el 16 de abril de 1963.
Fue una adelantada -afirma con voz serena y con un atisbo de orgullo discreto su hija María Victoria Barandiarán , Directora de la Fundación Luca de Tena – porque aunque desde los años 30 se tenía  una residencia para niñas huérfanas, 40 años después tuvo la sensibilidad y  visión de entender  que la mejor ayuda que se le podía brindar a las pequeñas era mantenerlas en su entorno familiar con sus madres, con un programa de apoyo educativo y económico, lo que supuso cerrar el centro llevado por las  monjas durante décadas. Como huérfana de  madre desde los 14 años, integrante de una familia con 8 hermanos y madre de 8 hijos de su matrimonio con Fernando Bariandarán Alday sabía que lo mejor para los menores era mantenerse dentro del entorno familiar. 

Aquí te muestro algunas fotos  de la Inauguración de nuestra sede de Padilla en 1984, siendo Monseñor Suquía el Presidente de la Fundación:

Recibiendo a Monseñor Suquía Inauguración
Recibiendo a Monseñor Suquía Inauguración
Pesronal Saludando Monseñor Suquía Inauguracion sede
Pesronal Saludando Monseñor Suquía Inauguracion sede
Reunión de Patronato bajo la Dirección de Monseñor Suquía
Reunión de Patronato bajo la Dirección de Monseñor Suquía

En una mi madre está recibiendo en la puerta a Monseñor Suquía y Guillermo Luca de Tena. En esta otra le está presentado al personal colaborador de la Fundación mientras le saludan. Y en esta otra está en una reunión del Patronato  (de izqda. a dcha: Guillermo Luca de Tena, Luis Apostúa, Monseñor Suquía, Ignacio Vega de Seoane, Mª Rosa Luca de Tena y Nemesio Fernández-Cuesta).

Las Navidades son unas fechas especialmente difíciles para los huérfanos y familias rotas.  ¿Tenéis  alguna acción prevista desde la Fundación?

Durante todo el año realizamos actividades exclusivamente planteadas para mantener el vínculo entre los miembros de las familias y también para que conozcan  otras personas que han pasado por lo mismo. De ahí que cada septiembre hagamos jornadas de salidas en las que se convive en entornos naturales. Ahora este próximo sábado 2 de diciembre  tenemos además nuestra tradicional  celebración de Navidad, en la sede de la Fundación, en la que nos reunimos unas 120 personas entre las familias actuales y algunas de las antiguas con las que mantenemos unos vínculos muy estrechos.

Celebración navideña Luca de Tena
Celebración navideña Luca de Tena

Pero nuestra acción de Navidad más bonita es la que hacemos con el Centro Hogar María Inmaculada de la C/ México. Cada año las Franciscanas de la Purísima nos dicen cuántas niñas residentes tienen en el centro, que este año son 33, con edades comprendidas entre los 3 y 11 años, y les preparamos 33 cajas personalizadas con sus nombres, que incluye una cesta de Navidad y un regalo acorde a su edad y gustos, que las pequeñas se llevan a sus casas, donde pasan las Fiestas con sus familiares más directos. Esta iniciativa surge a raíz de unas charlas de formación que el padre Santiago Martín mantenía con un grupo de usuarios de la Fundación animándoles a  descubrir otras  realidades  difíciles que están en nuestro entorno y a actuar con empatía.

¿Cuál es el reto o proyecto estrella de la Fundación para el 2018?

Desde la Fundación el proyecto que queremos impulsar para este 2018 es el Laboratorio de Periodismo, que ayude a cubrir un hueco en el universo hispanohablante donde no existen iniciativas integrales que profundicen en las necesidades del Periodismo actual. Los periodistas están pasando un momento muy difícil y queremos abrir una ventana con cuatro líneas de actuación: divulgación, formación, investigación e impulso de nuevos proyectos informativos, para que los periodistas puedan ejercer su profesión con las exigencias que supone hoy esta disciplina.

La andadura de esta iniciativa ha comenzado con una página web donde se recopilan noticias de interés del periodismo de actualidad, artículos de expertos en comunicación en España y Latinoamérica, y trabajos de investigación académicos. Y ya cuenta con el respaldo de la CRUE.

Laboratorio de Periodismo

Hablábamos de las Navidades y éstas serán también especialmente emotivas para vosotros. Apenas han transcurrido 40 días desde el fallecimiento de su madre. ¿Cómo recuerda el legado que le dejó como profesional y como madre?

Hay veces que me cuesta trabajo recordarla antes de que la enfermedad del Alzheimer la doblegara en los últimos 12 años, pero siempre me  viene a la cabeza su capacidad de ponerse en la piel del otro, de intuir lo que podía necesitar, su generosidad no sólo con lo material sino con su tiempo. Nuestra casa siempre tenía las puertas abiertas. Su carácter acogedor. Y esa forma de ser la dejó plasmada en su labor como miembro del Patronato de la Fundación Luca de Tena, creada por su abuelo Torcuato Luca de Tena, fundador de ABC, de ahí que las ayudas se dedicaran a los huérfanos de periodistas. El momento crucial en su aportación a la Fundación fue cómo movilizó al cardenal Vicente Enrique Tarancón para que se cambiara la forma de ayudar a los huérfanos, no sacándolos de sus hogares sino posibilitando que todo el entorno familiar lo arropara. Así era ella, una mujer acogedora y muy sensible a las necesidades de los más cercanos.

La misa funeral celebrada en la Parroquia San Francisco de Borja se convirtió en un homenaje multitudinario al que asistieron más de 800 personas.

Lo cierto es que nos sentimos muy arropados. La misa celebrada por el padre Carlos Padilla, que pertenece al movimiento apostólico de Schoenstatt y es amigo de la familia, fue muy emotiva. Concelebró el padre Santiago Fernández del Campo, Provincial de la Orden de Misioneros de la Sagrada Familia y para mí fue especialmente significativo el acompañamiento que David López Royo, como Delegado Episcopal de Fundaciones nos ha dado a la fundación desde el principio de su nombramiento y que personalmente compartiera con nosotros un mensaje que le hizo llegar el cardenal Osoro, en reconocimiento a la labor que hizo mi madre.

Parroquia San Francisco de Borja
Parroquia San Francisco de Borja
Parroquia San Francisco de Borja
Parroquia San Francisco de Borja
Parroquia San Francisco de Borja
Parroquia San Francisco de Borja

 

MENSAJE DEL CARDENAL

“Me uno a la oración por el eterno descanso de la Excma. Sra. Doña María Rosa Luca de Tena que fue miembro del patronato de la Fundación Luca de Tena que presido. Te ruego que como Delegado de Fundaciones me disculpes ante su familia y amistades, pues me hubiera gustado estar ahí, pero tengo a la misma hora reunión de la Vicaría VIII. Esta mañana ofrecí la Eucaristía por ella. Con gran afecto, agradecimiento y mi bendición.”

Carlos Card. Osoro, Arzobispo de Madrid

La emotividad fue el hilo conductor de toda la homilía que contó con las lecturas de sus nietos Andrés Gómez de Olea e Icíar Barandiarán, las peticiones por el resto de los nietos presentes, la música interpretada por la soprano Blanca Luca de Tena Costales y la mezzosoprano Sofía Maura Alaez, acompañadas por el organista titular Juan Manuel de los Ríos.

El pasado  18 de octubre, a los 88 años murió la persona. El mismo día en el que empezó a forjarse la historia de  Doña María Rosa Luca de Tena Brunet. Cuando una mujer es grande, desde la discreción que marca la vida de su historia personal impulsa que cambie la historia de miles de personas, que convierten su recuerdo en un legado imperecedero.

Doña María Rosa Luca de Tena Brunet
Doña María Rosa Luca de Tena Brunet