El bien común como seña de identidad

El pasado 7 de junio se celebró en el auditorio del CaixaForum de Zaragoza la entrega de reconocimientos del programa Incorpora, desarrollado por Obra Social “la Caixa” y que cumple este año su décimo aniversario contribuyendo a la integración social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad. Dicho proyecto se encarga de poner en contacto a las empresas oferentes de trabajo con las personas en riesgo de exclusión, como son: discapacitados, parados de larga duración, jóvenes con dificultades para acceder al mercado laboral, víctimas de violencia de género…

En el caso de Aragón 1.412 empresas colaboran con el programa Incorpora, gracias a la ayuda fundamental que diez entidades (Fundación por la Inclusión Social de Cáritas de Zaragoza. Atades, Fundación Adunare, Fundación Apip-Acam, El Tranvía, Federico Ozanam, Cáritas Diocesana de Huesca, Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín) realizan para crear una red de colaboración entre empresas y solicitantes de empleo, para actuar de la manera más eficaz posible.

Este acto se convertía en un reconocimiento a las empresas que han mostrado mayor implicación con el programa a nivel regional. Entre las galardonadas se encontraba Gamma Servicios SL, cuya directora gerente Carmen Feced recogió el reconocimiento por haber conseguido el mayor número de inserciones. La filosofía de su empresa, comprometida con  la economía circular, el bien común y la inclusión social de los más desfavorecidos, está en consonancia con la visión de la Delegación Episcopal de Fundaciones que ve en este modelo un ejemplo a seguir para conseguir una sociedad más inclusiva.

Jorge Sales / Fotografía: Carmen Feced