Mejorar la autonomía gracias al ocio

El verano es una estación del año que suele darnos una energía diferente, el sol y el calor hace que nos sintamos con ganas de hacer más actividades al aire libre y nos da hábitos distintos a los que solemos tener el resto del año. Las personas atendidas, del Centro de Día (CD) y Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) de Carabanchel de la Fundación El Buen Samaritano, que no se van de vacaciones con sus familias disfrutan del verano con los trabajadores y sus compañeros. Esther, Javi, Ángel, Natali, entre otros, son usuarios del centro de día y han disfrutado de actividades y viajes que ofrecen la posibilidad de valorar un nivel de autonomía distinto a lo que se puede observar el resto del año.

Actividades como un taller de hidratación, de cerámica, de papiroflexia y también visitas al museo de la imprenta, del traje, al museo del Prado y días de relax en la piscina del barrio, en la bolera o en el rocódromo. Ellos mismos comentan la satisfacción que sienten al salir del centro y poder disfrutar de todo esto de manera relativamente independiente.

Complementan estas actividades con paseos saludables, talleres de Mindfulness y autogestión del tiempo para aquellos que decidan no salir del centro. Natali y Javi relataban que Mindfulness consistía en una técnica de relajación donde una persona les iba relatando algo mientras ellos tienen que concentrarse en su respiración. Natali comentaba que «a nosotros nos ayuda a darnos cuenta de dónde estamos, en el aquí y en el ahora. Nos sirve para no sentirnos nerviosos por las cosas externas y nos sirve mucho para nuestra recuperación».

Además han viajado al Escorial y quisieron hacer una escapada a las playas de Alicante y Salou este verano, siempre con el respaldo de los profesionales de los centros.

Gracias a estos viajes las personas que atienden en la fundación pueden salir de sus rutinas habituales, lo que supone muchos beneficios para ellos. Mejora el estado de ánimo y su nivel de autoestima, además de favorecer la creación o consolidación de relaciones sociales entre ellos y con el entorno. Para los profesionales estos viajes suponen una oportunidad única para trabajar en un entorno distendido, lo que favorece un mejor conocimiento de los usuarios y poder abordar cuestiones que surgen de manera espontánea. Ayuda a centrar la intervención ya que las cuestiones observadas durante este tiempo fuera del centro se traen de vuelta, pudiendo así continuar con el trabajo profundizando las áreas observadas.

A lo largo del año 2018 y 2019, en el Centro de Día (CD) y Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) de Carabanchel, han realizado una serie de viajes organizados por la Fundación El Buen Samaritano, con el fin de promover la autonomía de las personas atendidas y favorecer el descanso familiar. Desde la Fundación agradecen la aportación económica de Bankia En Acción (https://enaccion.bankia.com/) al proyecto social subvencionado por Red Solidaria 2018, que ha hecho posible que las personas atendidas en estos recursos puedan disfrutar de ciudades tanto de interior como de costa, que habían sido previamente planificadas con el objetivo de favorecer la integración comunitaria. Los destinos solicitados a lo largo de estos años 2018 y 2019 han sido Córdoba, Mallorca, Denia, Sevilla, Alicante y Salou.